No más cigarrillos, ¡es el momento de volver a ser libre!

Personas que dejaron de fumar gracias a nuestros talleres del Método Allen Carr

Testimonios de Personas que dejaron el cigarrillo

Con el Método Allen Carr Easyway, millones de personas alrededor del mundo han dejado de fumar, sin sacrificios y sin padecer los terribles síntomas de la abstinencia. Es el de mayor efectividad probada, compruébelo usted mismo.

¡Es el momento de volver a ser libre!

Infórmese sobre nuestros siguientes cursos y haga su elección.

Testimonios de personas alrededor del mundo y en Colombia que dejaron de fumar gracias a nuestro método: Allen Carr Easyway Colombia.

Alberto Vázquez

"Yo no lo creía y sin embargo dejé de fumar."

Ellen Degeneres

"Dejé de fumar...llevo más de dos meses y sé que es definitivo."

Anónimo

"Oficialmente y con orgullo te digo que hoy dejo de fumar para siempre."

Richard Branson

"Es único, elimina la dependencia mientras estás fumando."

Ashton Kutcher

"Es brillante, fumas tu último cigarro y ya está..."

Anónimo

"Llevo tres meses y que berraquera estoy contento y agradecido con mi Dios"


- Testimonio Audio

- Entrevista a Felipe Sanint en el programa Panorama


- Antonio Sanint

testimonio-04

- Chat de hoy

Testimonio Juana Pérez 01Nunca es tarde para agradecer y en esta ocasión debe ser un agradecimiento público y con testimonio a bordo; no sin antes reconocer mi ingratitud por qué he sido tan feliz y no se por que me demoré tanto, un año, para escribir estas palabras y agradecer a Felipe Sanint por ayudarme a decidir no volver a fumar. Mi historia es como la de cualquier fumador que decide prender un cigarrillo por alguna “emoción” del momento (buena o mala) y termina enganchado en un hábito que nunca planeó fuera “para siempre”. Tenia 19 años el día que empecé a fumar, estaba despechada y tenia que trabajar en un evento en el que debía promocionar una marca de cigarrillos y como no me sentía de ánimo, decidí fumar, fumar y fumar buscando “superar la pena de amor”. A los seis meses estaba fumando un paquete de cigarrillos al día y aunque recuerdo que la tusa desapareció a las dos semanas, el cigarrillo se quedó muchos años más. Mi amor por el cigarrillo era “incondicional”, ni el Ministerio de la Protección Social, en ese entonces, se salvo de que prendiera un cigarrillo en uno de sus baños o que, entre otras situaciones, instalara un letrero indicando “zona de fumadores” en la terraza de mi oficina. Fumar era parte de “mi felicidad”, de “mi bienestar” y es que el cigarrillo “me acompañó” en todo, en las largas jornadas de trabajo, en las malas y las buenas, en las duras y en las mas duras. Siempre que un no fumador me criticaba por “el vicio tan asqueroso” (no conozco ser mas cruel con un fumador que un exfumador) respondía con dolor y rabia: “Déjeme fumar tranquila que algún defecto tengo que tener”. Pude dejar “mi amor” por el cigarrillo cuando supe que estaba embarazada, sin embargo dos años después de que nació mi hijo Juan Lucas tuve “la excusa perfecta” para fumar otra vez dos paquetes diarios. Y es que hay algo que ahora es muy claro para mi, decidir fumar es igual de fácil a decidir no fumar más. Muchos piensan que deje de fumar por mi hijo y la verdad es que lo que me llevo a esta decisión fue la tos, llevaba años tosiendo y ya no soportaba toser más. Gracias a los reproches de uno de estos “amables” exfumadores supe de Sanint y meses después de visitar con incredulidad un par de veces su website decidí llamarlo y viajar a Bogotá para acudir a su taller. No tenia nada que perder y aunque no supiera si podía funcionar, el programa prometía regresar el dinero en caso que no dejara de fumar. Testimonio Juana Pérez 02Ha pasado un año desde ese día, volví a nadar después de 16 años sin tocar una piscina, empecé a correr e incluso hago ciclismo en ruta. Me parece lo máximo participar en triatlones y duatlones, correr en cuanto 10K programan en la ciudad, nunca mas volví a toser y ahora tengo mas tenis que tacones (eso es indicativo para alguien que ama las carteras y los tacones). Yo creo que cualquiera puede dejar de fumar por que nadie es feliz fumando, cada cual decide como hacerlo, yo simplemente se que Felipe me ayudó a vivir sin el miedo de no tener dentro de la cartera dos paquetes de cigarrillos y un par de encendedores. Felipe, DIOS TE PAGUE por este año libre y sin miedo a vivir sin cigarrillo!!! Yo nunca tendré como pagártelo.
Creo que con las cuatro semanas que han pasado desde el taller puedo afirmar que es un hecho que haya dejado de fumar. En ocasiones y bajo ciertas condiciones me dan “ganas” de fumar que rápidamente me hago consciente y lo controlo. Creo que es parte de un “hábito” a pesar de lo dicho. El proceso ha sido muy interesante para mi dado que yo nunca intenté dejarlo, con un consumo de dos paquetes diarios por los últimos años. Me han preguntado por el proceso y solamente me he atrevido a mencionar que es un seminario taller que me ha hecho dejar de fumar. No hay experiencias abrumadoras ni hechos excepcionales: todo se enfoca, creo yo, en crear conciencia sobre el hecho de fumar y de ver el por qué se fuma. Sin duda lo he recomendado y lo seguiré recomendando para que amigos míos fumadores lo tomen. Es una excelente forma de dejar de fumar (aún sin proponérselo como me pasó a mí).

- Luis Miguel Ortega

Anthony Hopkins

"Fue tal la revelación que inmediatamente fui liberado de mi adicción."

-Anthony Hopkins
Jason Mraz

"Funcionó para mí y para unos veinte amigos de verdad"

- Jason Mraz
Anjelica Huston

"El método de Allen Carr ha logrado para mí una cosa que me pareció que no era posible: abandonar el hábito de fumar de 30 años de un día para otro. No ha sido nada menos que un milagro."

- Anjélica Huston
David Blaine

"El método de Allen Carr, eso sí es magia de verdad."

- David Blaine

¡Es el momento de volver a ser libre!

Infórmese sobre nuestros siguientes cursos y haga su elección.